ADIX logo

Control de Temperatura en Silos

El sistema Grain-Watch es un sistema de confianza para monitorizar temperaturas en complejos de silos que almacenan materias susceptibles de combustión espontánea. Está diseñado para una fácil instalación, utilizando materiales de alta calidad.

En el interior del silo se montan las líneas de sensores que cuelgan del techo monitorizando la temperatura a diferentes alturas. Se pueden instalar tantas líneas como se quiera. La instalación es muy simple gracias al sistema de 2 ó 3 cables de montaje. Disponibles en versión ATEX zona 20

Solicitar información

Vídeo demostración Descargar catálogo

¿Qué es el control de temperatura de silos?

Para gran cantidad de materias primas orgánicas como por ejemplo biomasa, cereales, harinas, etc, la combustión espontánea es una preocupación importante ya que es causa de numerosos incendios y explosiones. La cantidad de humedad en el combustible es un factor a tener en cuenta en el almacenamiento y uso de todas estos productos los cuales están sujetos a dos procesos naturales diferentes, un proceso a baja temperatura y otro a alta temperatura. El proceso a baja temperatura implica el crecimiento y respiración de microorganismos. El proceso a altas temperaturas se debe a la oxidación de materiales celulósicos. El calentamiento biológico, bajo la influencia del contenido de agua o humedad del aire, puede incrementar la temperatura de la masa almacenada lo bastante como para disparar oxidación del material, que puede comenzar a arder.

Los productos húmedos no generan el problemas de combustión espontánea ya que con un contenido de humedad superior al 60 %, se necesita mucha energía para incrementar la temperatura del agua a 100 ºC y evaporarla. Cuando los niveles de humedad de los productos almacenados se encuentran entre el 20 y el 60 %, son una preocupación tanto la degradación como la combustión espontánea. Este rango de humedad es el que más habitualmente encontramos en las plantas.

Las áreas de superficies grandes de partículas como las astillas de madera proporcionan un medio ambiente casi ideal para la descomposición de fibras. Por ello se incrementan las temperaturas superficiales y el potencial de combustión espontánea. Las astillas de pequeño tamaño incrementan el área de superficie total y la probabilidad de calentamiento biológico.

Por el contrario, si trabajamos con materia seca podemos considerar la opción de almacenamiento durante largos periodos. La materia seca tiene demasiada poca humedad como para soportar actividad biológica y, sin calentamiento biológico u otra fuente de ignición, es relativamente estable.

El control de la combustión espontanea en los almacenamientos es posible mediante la monitorización en continuo de la temperatura. De manera que una detección temprana de auto combustión nos permite enfriar el producto mediante aireación, inyección de gases inertes o incluso mediante su traslado a otro almacenamiento donde no haya riesgo de propagación del incendio o explosión al resto de la instalación.

Copyright Adix. Todos los derechos reservados.